El enriquecimiento de enseñar

El enriquecimiento de enseñar

“La educación es el arma más poderosa que podemos usar para cambiar el mundo” – Nelson Mandela

Para mí el poder compartir los conocimientos y aprendizajes que me han llevado a ser una profesional es un privilegio.

En primer lugar,  por tener la oportunidad de conectar con el futuro de la gastronomía guatemalteca e influenciar positivamente, siendo parte de cierta manera del gremio culinario.

He compartido desde las técnicas de cocina hasta la importancia que se le debe prestar al uso de un buen ingrediente, siempre respetándolo como es.

La cocina es un arte y como todo arte debe ser practicado para ser dominado, la única manera de que esto se logre es a través de la experiencia de prueba y error, de practicar todos los días. De esta manera se crea una percepción de lo que se quiere alcanzar. Por esto es tan importante el deber de un mentor.

En segundo lugar, por el enriquecimiento que recibo de parte de los alumnos, pues es muy distinto el seguir una receta o poner en práctica ciertas técnicas en la cocina, a la experiencia de enseñar la receta o el procedimiento que lleva un acabado, ya que trabajar en una cocina profesional no es fácil y es completamente distinta a una clase de cocina . Requiere de mucha experiencia, disciplina, buena comunicación y por supuesto pasión por la gastronomía.

Hay que reconocer que el aprender a comunicar la información y la habilidad de enseñarla también es un arte, pues es solamente con la experiencia de la misma, y teniendo mucha paciencia, que se logra ser un buen mentor, y  en este caso, un buen cocinero.

Ademas es una gran oportunidad para evolucionar en mis propios conocimientos al ponerlos en práctica constantemente con los alumnos y no digamos cuando el maestro se vuelve el alumno, pues también hay que reconocer que hay muchos talentos nuevos en las siguientes generaciones de profesionales, el poder relacionarme con ellos y compartir la cocina durante las clases siempre es enriquecedor para mí como cocinera y como persona. Así mismo tener la mente abierta para evolucionar como profesionales.

Todos los días se aprende algo nuevo.

– Chef Paola Bartolomé, Sweet Brooklyn, catedrática en la Licenciatura en Gastronomía Nutricional y Empresarialidad de la Escuela de Nutrición UFM



Comentarios

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.